Viernes 2 de Diciembre19hs

UNA NARRATIVA DE BAJA INTENSIDAD. Cómo contar a través de cartas y diarios.

La autobiografía ya se ha convertido en un género visitado, ¿pero qué pasa con los géneros menores o íntimos que son los que mejor nos cuentan? La carta y el diarios son géneros en los que desde hace siglos hemos usado de manera natural para, en primer lugar, explicarnos lo que pasa y nos pasa (contarnos) y luego contarle a un destinatario, que a veces puede ser uno mismo, como en el caso del diario. Este taller plantea aprender un uso literario de ellos.
UNA NARRATIVA DE BAJA INTENSIDAD. Cómo contar a través de cartas y diarios.

Fotografía: "Escribir es componer", Cárdenas. 

El taller abordará el diario y la carta como herramientas narrativas y tratará de responder algunas interrogantes: ¿Cómo escribir una carta o un diario para que tengan un valor literario? ¿Se cuenta todo, lo primero que se me viene a la mente o hay algún tipo de contención? Aquí se verá el diario y la carta como construcciones o artefactos literarios, no como aquellos del siglo XVIII, sino procesados, al modo de Gombrowicz, de Paul Auster o de Daniel Link.

Pero también trataremos de responder otras interrogantes: ¿Es lo mismo escribir una carta a un amigo real que a un personaje dentro de una narración? ¿Cómo incluir una carta o un fragmento de diario en una novela o un cuento? Aquí se verá que tanto el diario como la carta son posibilidades dentro de una narración mayor a la hora de contar algo. Diario y carta también como autoficción (ficción dentro de una autobiografía).

La autobiografía ha sido el ejercicio por el cual contamos nuestras vidas: este ejercicio en literatura puede ser a través de cuentos, novelas y poemas. Pero la autobiografíaempezó con tímidos titubeos: primero contaban sus vidas los santos para dar modelos de virtud. Con la Inquisición los acusados, personas comunes y corrientes,por primera vez comenzaron a contar sus vidas, porque los juicios exigían una confesión exhaustiva y detallada de las vidas de los acusados; las actas de la Inquisición constituyen un quiebre en la historia de la autobiografía porque cualquier persona desde ahí en adelante podía contar su vida.

Sin embargo, un poco antes las cartas y los diarios habían ido construyendo lo que conocemos como autobiografía; en ellos las personas revelabansu intimidad. Por mucho tiempo estos géneros menores quedaron en ese plano, hasta que llegó el siglo XVIII,en el que hubo una explosión de la novela epistolar, de los diarios, etcétera.

Estos géneros han evolucionado, la carta prácticamente no existe, existe el mail, y casi nadie, a excepción de algunos escritores, lleva un diario, por lo que se han convertido en géneros anacrónicos y a la vez aggiornados, de ahí el interés por trabajar por ellos, porque implican una búsqueda en cada uno de nosotros.

El taller está dirigido a todos quienes quieran aprender y tengan una inquietud por contarse desde el diario y la carta; el taller será de carácter intensivo y por tanto teórico. El cupo máximo es de 10 inscriptos y cada sesión será de tres horas.

 

Bibliografía:

  • Vidas infames, de Richard L. Kagan y Abigail Dyer (Nerea, España, 2010).
  • Diario argentino, de WitoldGombrowicz (Adriana Hidalgo, Argentina, 2006).
  • Carta al padre y otros escritos íntimos, de Daniel Link (Belleza y felicidad, Argentina, 2002).
  • Trenzas, de Susana Szwarc (Entropía, 2016).
  • Diario de invierno, de Paul Auster (Anagrama, España, 2012).
  • Apuntes autobiográficos y algunos poemas, de Robert Lowell (Ediciones UDP, Chile, 2013).

Fechas: Viernes 2 y Sábado 3 de Diciembre
Horario: Viernes de 19 a 22hs y Sábado de 10 a 13hs. 
Consultas e inscripciones: cursos@ciacentro.org.ar

 

 

Gonzalo León
(Valparaíso, 1968). Es escritor y periodista. Ha publicado las novelas Manual para tartamudos(2016),Cocainómanos chilenos (2012), Vida y muerte del doctor Martín Gambarotta(2011) y Pendejo (2007); los libros de cuentos Un imbécil leyendo a Nietzsche (segundo lugar del Premio Municipal de Santiago 2010), Orden y paria (2001) y La Ley del hielo (1994), y también algunos libros de crónicas. En 2014 editó y prologó La última gauchada: narrativa argentina contemporánea para la editorial chilena Alquimia con textos inéditos de Selva Almada, Pablo Katchadjian, HernanRonsino y María Sonia Cristoff, entre otros. Colabora regularmente en suplemento Cultura de Perfil de Argentina y en otros medios, como la revista digital La Agenda y La Capitalde Rosario. Desde 2011 vive y trabaja en Buenos Aires.